Día de la Familia Mercedina

Este segundo domingo de mayo rendiremos homenaje a nuestras madres mercedinas

Para los católicos, la maternidad es una vocación, una llamada especial de Jesucristo.

Dios confía a cada madre el deber de compartir en el misterio de su creación. En el designio de nuestro Padre, cada nueva vida es concebida y crece bajo el corazón amante de una madre.
Cada madre es un guardián nombrado por nuestro Padre para cuidar de su precioso regalo de vida. Su sonrisa es lo primero que el niño ve al entrar al mundo. Y su sonrisa es para el niño el primer signo del amor de Dios.